TRADUCE / TRANSLATE

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Portuguese

VentanaLES en la Red

Asomate...






Últimos temas

» Cuando?...
Dom 4 Ene - 14:03 por Aili

» Venezolana???? SI SOY!
Mar 31 Dic - 13:30 por Aili

» Cuando fue la ultima vez?
Miér 25 Abr - 0:18 por UPNATHALI

» Cuentame de tu vida
Mar 3 Ene - 12:49 por Libertadpura

» Imagenes que hablan
Miér 14 Dic - 18:36 por Libertadpura

» Pega un grito!!!
Miér 14 Dic - 18:32 por Libertadpura

» Tres palabras
Miér 14 Dic - 18:31 por Libertadpura

» Trivialidades
Miér 14 Dic - 18:30 por Libertadpura

» BAR de los encuentros
Jue 24 Nov - 19:48 por tili

» De que tienes ganas
Jue 24 Nov - 19:21 por tili

» El Bosque y Yo
Lun 14 Nov - 11:51 por Libertadpura

» El ECO: Una enseñanza
Lun 14 Nov - 11:37 por Libertadpura

» Expresalo con Videos
Lun 7 Nov - 17:18 por Libertadpura

» Reflexiones Diarias...
Lun 7 Nov - 17:14 por Libertadpura

» Mis Recuerdos
Jue 20 Oct - 19:54 por Libertadpura

Asomandonos en Twitter


    Analizando LAS OLAS de Victoria Woolf

    Comparte
    avatar
    Colores
    Amateur
    Amateur

    ven

    Mensajes : 1539
    Registro : 04/08/2010
    Edad : 46
    Pais : Venezuela


    Analizando LAS OLAS de Victoria Woolf

    Mensaje  Colores el Jue 19 Mayo - 8:24

    Las olas

    En este mes cuyo nombre es sinónimo de primavera y cuyo aroma es el de los árboles recién florecidos os voy a comentar una de las novelas de Virginia Woolf: Las olas es la obra elegida para acompañar este océano de flores incipientes.

    En el alféizar, la flor de verdad se hacía acompañar de una flor fantasmal. Y sin embargo, el fantasma era parte de la flor, porque, cuando un capullo brotaba, también de la flor algo más pálida del cristal nacía un capullo.
    A casi todos os sonará el nombre de su autora. Es una de las mujeres más famosas de la Literatura de principios del siglo XX. Inglesa, formada en exclusivos centros educativos, profunda conocedora de los clásicos griegos y latinos y fiel amante de la floritura y los recursos en su prosa.
    Una prosa que es “prosa lila” en el mejor sentido de la expresión. Es una prosa que en ocasiones es poesía destilada en los alambiques literarios más refinados. Una prosa en la que abundan las descripciones idílicas capaces de enternecerte hasta la médula o hacerte sentir escalofríos en el corazón por su dureza.
    Una maravilla conmovedora tanto en su inglés original como en la deliciosa traducción de Dámaso López para Cátedra.

    La historia arranca con el diálogo de unos niños. Un grupo de amigos de juegos y colegio que crecen y abandonan la infancia. Después vuelan por la adolescencia, juegan en la juventud y viven recordando en la adultez.

    Tengo una breve espacio de libertad. He cogido todos los pétalos caídos, y los he hecho flotar. He puesto gotas de lluvia a algunos. Aquí voy a poner un faro, una flor de hierba blanca. Y ahora meceré la vasija marrón de un lado a otro para que los barcos surquen las olas. Unos naufragarán. Algunos se arrojarán contra los acantilados. Uno navega solitario. Ése es mi barco.

    Las olas es un juego de caracteres cruzados, con muchas críticas implícitas a los estamentos más importantes de la sociedad británica victoriana. Woolf lucha con su pluma contra el puritanismo moral, la concepción de lo íntimo como aquello que debe mantenerse alejado de la vida en sociedad y contra el imperialismo. Y con sus palabras defiende la integración social de los marginados, la independencia de las colonias o la liberación de la mujer. Usa su lengua afilada contra las normas imperantes y son muy duros sus mensajes contra la Iglesia anglicana y el cristianismo más cerrado y corto de miras.

    Hemos caído sobre la tierra a través de las copas de los árboles. El aire ya no rueda sobre nosotros con sus olas moradas, tristes y largas. Tocamos tierra, damos unos pasos por el suelo…

    La vida de Virginia Woolf fue difícil, tortuosa. Era una mujer inestable, con muchos conflictos emocionales y con problemas mentales. Una joven que vivía alternando periodos de prístina euforia con episodios de la depresión más oscura. Una mujer tan atribulada que acabó suicidándose después de varios intentos fallidos.
    La novela que nos ocupa es el resultado de un delirio de su autora. Es el fruto de una imaginación exaltada, de una mente excitada por la enfermedad. La vivencia de una mujer en un mundo de sueños y fantasías. Algunos adorables y otros terribles y asfixiantes.

    Así en el relato se alternan descripciones minuciosas de pequeños detalles de la vida cotidiana con reflexiones sobre algunas de las cuestiones esenciales de un ser humano.

    Las olas tiene fama de ser la más difícil de todas las obras que escribió Virginia Woolf. Es la más arcana de ellas y sin embargo esto no es un obstáculo para disfrutar con su lectura. Una novela simple en su apariencia y en sus planteamientos pero muy compleja en sus intenciones y en sus múltiples significados. Esta novela es en cierto modo, una fortaleza en la que su autora encierra gran parte de sus inquietudes y preocupaciones. Usa a los personajes para decir aquello que no quiere revelar. Tras las murallas de palabras esconde sus sentimientos más íntimos, sus temores más temidos.

    Y junto a estos temores, la soledad surge como otro de los leit motiv de la obra de Virginia.

    Y en mí también sube la ola. Crece, sube la cresta. Soy consciente una vez más de un nuevo deseo […] Tú sobre quien cabalgo ahora […] ¿qué enemigo advertimos que viene hacia nosotros? Es la Muerte. La Muerte es el enemigo. Es la muerte contra la que cabalgo […] ¡Contra ti me arrojaré, invencible y obstinado, oh, Muerte!
    En Las olas Woolf creó personajes reales. Tan reales que son personas más que personajes. Algunos destacan por sus vicios, otros por sus cualidades. Y todos nos parecen cercanos puesto que la autora también sabe hacernos sentir que conocemos a ese grupo de amigos protagonistas.

    La obra es un compendio de vivencias y una transposición de las experiencias personales de Virginia. Por ello, muchos de los rasgos de su personalidad se aprecian en aspectos concretos de estos personajes.
    El relato es una historia coral, una superposición de experiencias y una confusión de diálogos. Nunca está claro qué es lo que busca cada uno de los personajes realmente. Tienen muchos objetivos y al igual que cualquiera de nosotros sus fines van cambiando a medida que crecen y abandonan sueños.

    Asistiremos a sus confusiones a sus problemas y a sus decisiones. Nos presentarán sus dudas para que nosotros pensemos sobre ellas. Dudas y vacilaciones que al fin y al cabo son las mismas que se plantea cualquier ser humano en algún momento de su vida.

    Delgado como un fantasma, sin dejar huellas por donde caminaba, simplemente percibiendo, paseaba en soledad por un nuevo mundo, nunca antes hollado, acariciaba nuevas flores, no sabía hablar excepto con la lengua de un trapo de un niño, sin el refugio de mis frases, yo que he hecho tantas…
    Louis es un poeta encarcelado entre los barrotes de una oficina común, Rhoda es una mujer desafortunada que jamás encuentra a su príncipe azul, Jinny es la mujer más independiente del grupo, Susan es una tradicional ama de casa, Neville es un hombre unido a su único amigo y Bernard.
    Bernard, es el niño que cumple su deseo de ser escritor y es quien actúa como piedra capital de la narración. Este personaje es, en cierto modo, un alter ego de Virginia. Un protagonista con un destino anunciado desde su primera infancia.

    Y él no es el único que actúa como espejo de la realidad. En casi todos ellos hay elementos de las personas más cercanas a Virginia: su marido Leopold, su hermano Thoby, sus amigos del grupo artístico de Bloomsbury…
    Además de estos personajes con voz, hay un personaje silencioso alrededor del cual se estructura parte del relato. Una especie de sumidero en el que confluye la energía de los protagonistas de la novela. Este personaje es Percival, cuyo nombre enraíza en la más pura tradición del rey Arturo y la Mesa Redonda. Un joven amigo, un héroe ideal, un hombre que encarna virtudes y engendra amores tanto en hembras como en varones.

    Al principio Percival aparece en persona y después es su recuerdo el que brota entre las olas de las palabras de los protagonistas que ya han descubierto que no son tan jóvenes como ellos creían.
    Este personaje es el típico caballero británico. El oficial valiente que viaja a la “joya de la corona” del Imperio británico. El súbdito leal que muere por su patria y su monarca.
    A ver si puedo salir de estas aguas. Pero crecen sobre mí, me llevan sobre sus gigantescos hombros, me dan la vuelta, me hacen caer, me extienden, entre estas luces largas, estas olas alargadas, estos caminos sin fin, que gente que persigue, persigue.

    El núcleo de la obra es el conflicto que surge entre ese océano incomensurable que no se siente afectado por la desaparición de un ser humano, y ese individuo que presiente su cataclismo y no puede aceptar esa indiferencia universal. Es decir, el combate eterno entre la inmensidad y lo minúsculo.

    Las olas a las que se refiere Woolf en esta novela son el símbolo de ese mar que permanece indiferente ante las desgracias de los hombres. Un mar omnisciente, ubicuo y autosuficiente que es su propio creador. Las olas rompen en los acantilados siguiendo sus deseos, sin que el hombre puede influir en el ritmo de su movimiento.
    Hay un combate permanente entre el presente, el pasado y el futuro. Un futuro que en ocasiones es abierto pero que casi siempre se describe como una realidad que no se corresponde con la materialización de un sueño.

    Las únicas palabras que entiendo son los gritos de amor, odio, ira y dolor. Esta conversación es como desnudar a una anciana cuyo vestido pareciese parte de ella, pero ahora, al hablar, se tornara sonrosada por debajo, y mostrase unas piernas arrugadas, y pechos caídos. Cuando estáis en silencio, sois bellos de nuevo.
    Es una novela de pasiones, muchas pasiones: celos, amores imposibles, amores nunca expresados, admiraciones convertidas en amor, ese amor que nos obligamos a sentir como una simple admiración, el olvido y la destrucción, las decepciones, etc…
    Nadando en este mar de palabras se comprende cómo los sueños sin cumplir permanecen en el soñador como fragmentos de cristal de un jarrón roto y arañan, desgarran poco a poco el corazón de sus ilusos dueños.

    Sus personajes nos enseñarán cómo se disimula el dolor, cómo aplicar el bálsamo de la ternura en las heridas emocionales, cómo recuperarse de los dolores con la fuerza del amor y de la amistad, cómo puede vivirse con intensidad cosas tan simples como un chaparrón primaveral.

    Olvidadizo, casi un completo ignorante, desaparecerá de mi vida. Por increíble que parezca, pasaré yo a otras vidas; esto es sólo una escapada, quizá, un preludio.
    Virginia Woolf es una escritora imprescindible para la Literatura en general y para la Literatura homosexual en particular. Y lo es porque se trata de una autora con mayúsculas y porque sus obras contienen párrafos de una belleza que traspasa el alma.
    Leer cualquiera de las novelas de Woolf es una experiencia extática tanto en el aspecto ético como en el estético.
    Muchas son las imágenes extraordinarias y conmovedoras que hay en sus palabras. Palabras que nos hacen sentir la vida como una bandada de pétalos blancos flotando en el agua transparente de una tinaja de barro.
    Ahora refluye la marea. Ya descienden los árboles sobre la tierra; se calman las rápidas olas que baten mi pecho, y echa el ancla el corazón, igual que un velero cuyas velas descendiesen lentamente sobre la blanca cubierta. Ha terminado el juego. Ahora debemos ir a tomar té.

    En algunos párrafos y comentarios de los personajes se aprecian muchos homenajes a escritores grecorromanos como Cátulo, Ovidio, Homero, Eurípides, Lucano o Sófocles.

    También es evidente el preciosismo en el estilo y el refinamiento en el léxico. Descripciones intensas, refinadas e imaginativas tanto del entorno como del interior del ser humano.

    Una riqueza formal unida a una profundidad deslumbrante. Los diálogos de los personajes son los que vertebran el relato y avanzan la historia. Una historia que es una constante búsqueda de la Verdad, del cumplimiento de los sueños y de la cristalización de las ilusiones.

    La evolución del sol marca el ritmo narrativo de la novela. Las olas arranca con el amanecer y se cierra en el ocaso. Un ciclo completo para un mar indiferente.
    Las olas es un libro para ser leído despacio, párrafo a párrafo, palabra por palabra. Un libro sin capítulos que invita a la lectura compartida. Una lectura en voz alta en la que se intercalen los tramos leídos y los escuchados.

    Así sentiremos los graciosos sonidos en nuestros oídos y paladearemos sus delicados fonemas.
    He estado atravesando el territorio sin sol de la falta de identidad. Extraña tierra. He oído en mi instante de apaciguamiento, en mi momento de satisfacción destructora, el suspiro, la entrar, al salir de la marea que se extiende más allá de este círculo de luz brillante, este tamborilear de furia insensata. He tenido un momento de enorme paz.

    Toda la novela es un diálogo entre los personajes -presentes o ausentes- cuyas voces se intercalan como las olas en la ribera del mar. Toda excepto la última parte en la que sólo hay una voz. La voz del escritor, la voz de Bernard. Una voz sólida y solitaria que se convierte en la única ola que llega a la bahía de ese Universo tan indiferente a sus problemas. Una ola monolítica que da sentido a los movimientos de todas de las demás. Es una ola que trae al presente el agua del pasado.
    Y después de que hayamos leído esta obra, el mar seguirá rompiendo en la playa. Y lo hará en silencio. En el silencio que engendra la indiferencia ante la falta de espectadores que contemplen el movimiento de sus olas.
    ¡Disfrutadlas!

    Estoy pidiéndote que tomes mi vida en tus manos, y me digas si estoy condenado a inspirar repulsión a quienes amo.
    Todas las citas han sido tomadas de: Las olas, Virginia Woolf, Trad. Dámaso López, Cátedra, Madrid (2005)

      Fecha y hora actual: Dom 10 Dic - 19:57