TRADUCE / TRANSLATE

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Portuguese

VentanaLES en la Red

Asomate...






Últimos temas

» Cuando?...
Dom 4 Ene - 14:03 por Aili

» Venezolana???? SI SOY!
Mar 31 Dic - 13:30 por Aili

» Cuando fue la ultima vez?
Miér 25 Abr - 0:18 por UPNATHALI

» Cuentame de tu vida
Mar 3 Ene - 12:49 por Libertadpura

» Imagenes que hablan
Miér 14 Dic - 18:36 por Libertadpura

» Pega un grito!!!
Miér 14 Dic - 18:32 por Libertadpura

» Tres palabras
Miér 14 Dic - 18:31 por Libertadpura

» Trivialidades
Miér 14 Dic - 18:30 por Libertadpura

» BAR de los encuentros
Jue 24 Nov - 19:48 por tili

» De que tienes ganas
Jue 24 Nov - 19:21 por tili

» El Bosque y Yo
Lun 14 Nov - 11:51 por Libertadpura

» El ECO: Una enseñanza
Lun 14 Nov - 11:37 por Libertadpura

» Expresalo con Videos
Lun 7 Nov - 17:18 por Libertadpura

» Reflexiones Diarias...
Lun 7 Nov - 17:14 por Libertadpura

» Mis Recuerdos
Jue 20 Oct - 19:54 por Libertadpura

Asomandonos en Twitter


    Angeles y Estrella

    Comparte
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    Angeles y Estrella

    Mensaje  vero0278 el Vie 17 Dic - 21:19


    ÁNGELES Y ESTRELLA

    Mientras Ángeles estacionaba el auto, sonaba en la radio “imagina” de Cristian Castro… entonces la vio…era la mujer mas hermosa que había visto en su vida, allí en frente, del otro lado del ventanal, su cabello rubio y húmedo sobre los hombros, con su uniforme moradamente ajustado, remarcando discretamente su figura, caminaba con elegancia y un toque sexual que probablemente ella misma desconocía, y su postura describían a una mujer de carácter.
    Ángeles se miro en el espejo del auto y recordó que había estado viajando toda la noche y que aun no se había dado un buen baño, su ropa estaba algo arrugada y su cara delataba su cansancio, por un momento tubo la loca idea de ir a su casa para bañarse y cambiarse, pero sabia que no podía, aun no terminaba de instalarse en su nuevo departamento, además si volvía probablemente tendría que resolver, uno que otro problemas con los de la mudanza. En ese momento saco la llaves y se bajo del coche para ir hacia la agencia de turismo donde se encontraba aquella hermosa mujer.
    Estrella ya terminando de dar la reunión, tubo la sensación de que la estaban observando, se dio vuelta y sus miradas se encontraron. Allí estaba ella con sus ojos marrones tan intimidantes, que por poco la hacen sonrojar, pero también eran trasparentes y hermosos, su cabello castaño largo, bestia sencilla y elegante al mismo tiempo, con jeans, camisa blanca y una chaqueta de cuero marrón que combinaban con el cinto y sus botas.
    De pronto dibujo una sonrisa en sus labios, tan cordial y seductora que le provocaron un cosquilleo en todo el cuerpo haciéndola sonreír sin darse cuenta.
    A - ¡Buenos días!... Señorita.- Ángeles no podía dejar de sonreí y mirarla, Estrella tenia los ojos color esmeralda y con su sonrisa podría iluminar hasta al corazón mas oscuro de la tierra -
    E - ¡Buenos días!…. ¿En que puedo ayudarla? – dijo al fin con un notable esfuerzo por pronunciar palabra alguna, ya que estar frente a aquella mujer la puso nerviosa y eso era algo que muy pocas veces solía pasarle -
    A – Mi nombre es Ángeles… y he venido por el presupuesto del viaje de mi sobrina…
    Estrella pensó que si esa mujer viajaba a alguna parte ella sería su guía sin pensarlo, pero como la que viajaba era su sobrina - ¿viaje de 15 años? – pregunto
    A - ¡No!..no… viaja con el colegio Mitre 203
    E - ¡Ha! ¡Si! Acaba de terminar la reunión…
    A - aahhsss... mi hermana tubo una urgencia y ha pedido que viniera en su lugar.... ¿usted no podría pasarme el presupuesto y algunos que otros detalle para llevarle a mi hermana?...
    E - si claro...Déjeme ver… ¿Me espera un momentito?
    A - La vida entera si quieres… - dijo Ángeles pensando en voz alta, al darse cuenta de lo dicho, rogo porque nadie la estuviera escuchando –
    E - ¿Qué? – pregunto totalmente sorprendida Estrella -
    A - Que la espero…- contesto con vergüenza y ganas de que la tierra la tragara en ese mismo momento -
    Estrella sabia lo que había escuchando. Muchos cosas solían decirle los hombres, sobre todo cuando caminaba por las calle, pero ninguna mujer en su vida, le había dicho algo así y mucho menos una que le resultara tan hermosa y seductora.
    Ángeles no podía dejar de seguir con sus ojos a Estrella, mientras ella buscaba entre una pila de carpetas, finalmente encontró en una copia del presupuesto.
    E – Aquí tiene… - al entregar la carpeta sus manos rosaron la suya, produciendo una especie de corriente por todo su cuerpo
    A - Bien… se los entregare a mi hermana…muchas gracias ¿señorita?
    E – Estrella… eehhh…dentro de la carpeta encontrara mi tarjeta por cualquier cosa que quiera preguntar… estoy a su disposición
    A – Gracias… - es estrecharon las manos cordialmente
    Ángeles se retiro sin poder quitar de su cabeza sus ultimas palabras…estoy a su disposición… hay…ya quisiera ella que eso fuera así.
    Cuando subía al auto, miro hacia el ventanal y sus miradas se encontraron otra vez, por instinto bajaron la mirada ambas al mismo tiempo. En ese momento sonó el teléfono de Ángeles era su sobrina que necesitaba los papeles, que Estrella acababa de entrégale, con urgencia. Ángeles puso en marcha el coche y se dirigió a encontrarse con su sobrina
    ****************************************************
    Estrella siguió con la mirada a Ángeles, ya cuando la perdió de vista se reclamo de no haber sido capaz de pedirle al menos su número telefónico, ahora solo quedaba esperar a que ella la llamara con alguna duda del viaje aunque dudaba de ello, ya que quien podría hacerlo era su hermana, luego pensó que tal vez Ángeles estaba en pareja y por ello ella no le pidió ni dio nada… en fin muchas cosas pasaron por la cabeza de Estrella hasta que llego la hora de cerrar el local y decidió dejar de pensar en esa mujer que la dejaba sin habla de solo verla mientras, se dirigía a su departamento.
    En la entrada del edificio se encontró con unos hombres cargando muebles, y recordó que su vecino había alquilado el departamento y rogo porque no fuera uno de esos que le gustaban las fiestas hasta última hora de la noche.
    Subió al ascensor, donde ya había alguien cargando dos cajas enormes.
    A – 4to. piso por favor… - dijo una voz de mujer detrás de las cajas enormes-
    E- claro… ¿necesitas ayuda?
    A – no gracias… soy Ángeles la nueva del 4to. A – dijo mientras bajaba las cajas al suelo del ascensor
    Estrella sentía que el corazón se le salía del pecho, y no pudo dejar de sonreírle, al verla tan sorprendida como ella – Estrella… del 4to. B… - mientras sus miradas hablaban por si solas
    ******************************************************
    Al día siguiente Estrella subió a su departamento tras su caminata rutinaria de los sábado por la tarde, y cuando estaba calentando el agua para unos mates bien calentitos, tocaron el timbre,
    A – Hola...
    E – Hola vecina…
    Ni Estrella, ni Angeles se podían quitar las miradas, sus corazones eran como mar inquieto y en calma al mismo tiempo, parecían estar caminando por una cuerda floja llena de incertidumbre
    A – mira... yo quería que mi explicaras... algunas cosas sobre el viaje... mientras cenamos... ¿si no te importa? Es decir ¿si tienes otros planes?... – Ángeles en realidad quería que le explicara como podía ser tan hermosa, pero la excusa del viaje, era como anillo al dedo, para pasar un buen rato con ella. Además el portero le había informado ya sobre la vida de todos los que vivían en el edificio, sobretodo de Estrella, la chica más bonita del edificio, pero que le gustaban las mujeres, se lo había contado como si fuera el peor de los defectos, aunque para ella estaba lejos de ser un defecto.
    E – ¿Unos mates? – Mientras Estrella le daba espacio para entrar -
    A - ¡claro!... a los mates nunca se les dice que no…

    Después de haber conversado sobre de todo un poco, hasta del viaje de su sobrina, a la vez que tomaban unos mates. Ángeles no podía dejar de devorarla con mirarla mientras Estrella se disponía a calentar el agua para seguir tomando mate, cuando ella la descubrió mirándola sonrió, entonces ya Ángeles no pudo contenerse, y sin siquiera darse cuenta se acerco a ella y le robo un beso en los labios, suaves, hermosos y sorprendidos, pero no disgustados, por eso se atrevió a pedir mas, algo que Estrella no se pudo negar a dar, porque ella también quería mas, mucho mas, sus almas estaba mas que a gusto por primera vez en mucho tiempo, sus labios se necesitaban cada vez mas, y el calor de sus carisias respondían con urgencia, necesidad, mientras que la pasión subía la temperatura rápidamente.


    Ángeles no podía dejar de devórala con sus besos y de acariciar su cuerpo por debajo de la camiseta, se abrazaron con fuerza, luego fueron aflojando y empezaron a acariciarse con tranquilidad, sintiendo sus cuerpos. Sus manos pasaron a sus hombros, bajaron por los brazos, apenas toco las manos con sus dedos .Después agarró su culo pegándola a ella. Subió con sus manos presionando su espalda, haciendo que quedara mas pegada a ella, besándose ahora con suavidad.

    E – Ven conmigo… – dijo sobre sus labios.

    Sus palabras hicieron un efecto directo en su sexo que latía de anticipación mientras la guiaba a la habitación. Ella iba pegada a Estrella y poco antes de llegar ya le había sacado la camiseta. Al llegar al lado de la cama, se sacó el sostén puso sus manos en sus senos y bajo dándole besos por el centro del pecho hasta el ombligo donde jugó brevemente con su lengua. Se volvió a poner frente a ella y se miraron mientras ella le saco la remera, le roso los pezones con sus dedos, lo que le erizó la piel. Se besaron con ganas mientras terminaron de desvestirse para luego tirarse en la cama, ella se puso sobre Estrella y sin dejar de besarse entrelazaron sus piernas. Comenzamos a moverse de manera intensa y erótica estimulando sus sexos mientras seguían besándose sin parar tuvieron un orgasmo las dos casi a la vez, sus gemidos se mezclaron entre sus bocas y sus lenguas se acariciaron sensuales hasta que quedar exhaustas, ella apoyó su cara en el pecho de ella, se abrazaron, y quedaron en silencio sintiendo sus agitación calmarse.

    Estrella despertó sintiendo una mano en su sexo mientras dejaba una lluvia de besos en su cuello y hombro. Sonreía al sentirla y puso su mano sobre la mano de ella, era excitante sentir como la movía sobre su sexo. Abrió sus dedos dejando lugar para que los dedos de ella se mesclaran entre los suyos y sentir así su propio sexo, mientras ella presionaba su sexo pegando al culo de ella Sintiendo el calor y la humedad de su sexo rozando sus nalgas. Su otra mano estaba sobre los senos y sentía los de ella en la espalda. Quería tocarla también. Intento darse vuelta pero ella no la dejó.

    A - No...¿Qué pensabas hacer? pregunto pegada al oído con un tono dominante que subió más su temperatura.
    E - Tocarte.
    A - Eso tiene su precio... ¿sabías?


    Mientras las manos hacían movimientos circulares e intensos sobre su clítoris que la estaban volviendo loca. Cada tanto se frenaba y quedaba quieta para luego seguir. Jugaba ella a su antojo y eso le gustaba cada vez más.

    E- ¿A si? ¿Qué precio? Le contesto como pudo y agitada.

    Sentido el aire de su risa en el cuello.- Escucharte, quiero escucharte mientras llegas... - mientras introdujo dos dedos en la vagina y con la palma seguía presionando su clítoris. Mientras mas profundo llegaba con sus dedos, mas sentía la presión en el clítoris, movía su mano rítmicamente y la llevó al borde. La agarró mas fuerte aún y a la vez me mordió el cuello, El orgasmo fue tan fuerte que sacudió el cuerpo entero y los gemidos le salieron con total naturalidad.

    Apenas se recupero Estrella, la dejo debajo de ella. Sin vueltas la beso y llevo su mano a su sexo, estaba loca por sentir su humedad, sus dedos entraron muy fácil en su vagina y con el pulgar masajeo su clítoris. Su abdomen se contrajo de placer, su sexo apretaba sus dedos y supo que estaba por acabar. De inmediato saco los dedos de su sexo dejándola al borde del orgasmo.

    A - No... no pares, dijo ella agarrando su mano.

    Le miro riendo mientras apartaba su mano y sentido satisfacción al ver su rostro desesperado de placer. Bajo y la tomo con su boca. Introdujo la lengua lo mas que pudo y mientras la movía dentro de ella con sus dedos presiono rítmicamente sobre su clítoris. Esto la hizo acabar casi de inmediato y agarrando su cabeza mientras su cuerpo se sacudía, al cabo de unos minutos ambas se durmieron plácidamente.

    Esa noche fue la primera de muchas otras noches de pasión y amor entre Ángeles y Estrella.

    [/i]
    [/u]

      Fecha y hora actual: Jue 26 Abr - 2:26