TRADUCE / TRANSLATE

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Portuguese

VentanaLES en la Red

Asomate...






Últimos temas

» Cuando?...
Dom 4 Ene - 14:03 por Aili

» Venezolana???? SI SOY!
Mar 31 Dic - 13:30 por Aili

» Cuando fue la ultima vez?
Miér 25 Abr - 0:18 por UPNATHALI

» Cuentame de tu vida
Mar 3 Ene - 12:49 por Libertadpura

» Imagenes que hablan
Miér 14 Dic - 18:36 por Libertadpura

» Pega un grito!!!
Miér 14 Dic - 18:32 por Libertadpura

» Tres palabras
Miér 14 Dic - 18:31 por Libertadpura

» Trivialidades
Miér 14 Dic - 18:30 por Libertadpura

» BAR de los encuentros
Jue 24 Nov - 19:48 por tili

» De que tienes ganas
Jue 24 Nov - 19:21 por tili

» El Bosque y Yo
Lun 14 Nov - 11:51 por Libertadpura

» El ECO: Una enseñanza
Lun 14 Nov - 11:37 por Libertadpura

» Expresalo con Videos
Lun 7 Nov - 17:18 por Libertadpura

» Reflexiones Diarias...
Lun 7 Nov - 17:14 por Libertadpura

» Mis Recuerdos
Jue 20 Oct - 19:54 por Libertadpura

Asomandonos en Twitter


    No te voy a saltar encima...

    Comparte
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    No te voy a saltar encima...

    Mensaje  vero0278 el Miér 9 Feb - 17:29

    He leido muchas historias algunas mas lindas que otras, algunas basada en hechos reales otras no tanto, pero aun no encuentro una que me llege como las que les dejare a continuacion, espero que les guste ....

    algo de musica de fondo...

    No te voy a saltar encima...

    Hola, soy Marina. Tengo 27 años. Esto que les voy a contar ocurrió hace 3 años, pero aún lo recuerdo como si hubiera pasado esta misma tarde.
    Una calida tarde de septiembre, me dirigía a mi casa luego de dar una clase particular de yoga. En la estación del metro me encontré con Rita, justamente una ex compañera del lugar donde estudie yoga. Con Rita siempre tuvimos muy buena conexión, nos divertíamos mucho entre nosotras cuando los teóricos se volvían tediosos y varias veces nos juntamos a estudiar, la pasábamos riendo y buscando modos para recordar mejor y realmente nos funcionaban.

    Ella es una persona muy suelta, divertida y abierta respecto a su homosexualidad y sabe como hacer sentir bien a una chica, y yo, si bien hasta ese entonces solo había salido con hombres, disfrutaba mucho de seguirle el juego de gracioso coqueteo. Con el tiempo me di cuenta que llegaba a la clase y era la primer persona que buscaba al entrar y con quien trataba de quedar cuando hacíamos ejercicios en dúo y que siempre buscaba algo para decirle cuando la encontraba en el Chat.... Pero lo tomaba como puede pasar con cualquier persona con quien tengas buena conexión, simplemente te dan ganas de compartir con ella, no significaba nada. Además yo tenia mi novio y ella la suya por lo que solo era eso .
    Apenas nos vimos nos alegramos muchísimo y nos dimos un fuerte abrazo el cual me causó ciertas sensaciones que elegí pasar por alto, hacia unos meses que el curso había terminado y si bien a veces hablábamos por MSN, no nos habíamos vuelto a ver en persona. De inmediato le dije de venir a mi casa, ella tampoco tenía nada mas que hacer así que acepto con ganas.

    Desde el primer momento empezamos a conversar y contarnos cosas de nuestras vidas: como nos estaba yendo con el yoga, del cultivo de unas plantas que nos gusta criar a nosotras, etc. y claro, del corazón. Yo venía algo triste pero sobretodo frustrada porque una vez más, había tenido un novio desastrozo y ella me contó que con su novia estaban en un mal momento viendo si podían arreglar su relación tras que la novia le pusiera los cuernos.
    Llegamos a mi casa y nos pusimos a tomar un té apreciando la magnifica vista a la ciudad de Buenos Aires desde mi balcón terraza. Es un rincón especial, lleno de plantas, almohadones y varias colchonetas de yoga. Además es un piso alto y orientado de tal modo que tengo mucha vista y al no haber ningún edificio cercano no hay vecinos que puedan vernos. Nos acomodamos en las colchonetas, nos apoyamos con los almohadones contra la pared y mientras mirábamos el atardecer seguimos charlando de la vida y demás aspectos espirituales, siempre riéndonos por cualquier cantidad de pavadas.

    Empezó a correr una brisa fresca y nos dio frío, así que busque una manta para poder cubrirnos, para poder cubrirnos bien tuvimos que sentarnos bastante cerca, cosa que me inquieto un poco, estaba en un constante estado de alerta junto a ella, una mezcla de absoluta curiosidad y miedo pero a la vez descrecimiento de mis propias sensaciones así que me calme a mi misma y no le di importancia.
    En eso ella saca de su bolsillo algo para fumar... Y me dijo: - Como en nuestros viejos tiempos de estudio, terminada la responsabilidad del día ya podemos relajarnos con uno de estos cigarros locos. Uuuy siiii buenísimo!, le dije contenta. Y ella me sorprendió al ponerlo en mi boca, sacar su encendedor y lo encenderlo mirándome un poco a los ojos y un poco la punta del cigarro... Yo sentí una gran intimidad en ese gesto y se me aceleró el corazón. Una vez mas me dije, tranquila, son tus propias fantasías, ella sabe que yo soy hetero y además esta arreglando su situación con su chica, esto no es mas que parte de su eterno juego, le gusta gustar... etc.
    Y mientras comencé a fumar no sé cuanto tiempo quede girando en mi cabeza con todos los motivos que logre encontrar por los cuales no iba a pasar nada con ella hasta que me agarro la mano donde tenía el cigarro y me dijo riendo: esto se comparte mujer! y entre lo ensimismada que estaba con mis pensamientos y el susto que tenia por mis sensaciones me sobresalté por su gesto lo que hizo que el cigarro saltára y cayera sobre la manta y empezára a quemarla, así que las dos empezamos a saltar para evitar que eso pase y lo único que conseguíamos era que volviera a caer en otra parte de la manta lo que nos causo mucha risa. En todo el lío finalmente el cigarro cayó al piso y nosotras quedamos; yo tirada totalmente hacia un costado y ella tirada casi toda encima mío, la risa se nos corto en ese instante. Sentí sus pechos sin sujetador aplastarse parte en mi brazo y parte sobre el costado de mi pecho, muy cerca de mis pechos. Me quede quieta y sin aliento sintiendo su calor, también sentí su mirada en mi rostro pero no la miré.
    Todo esto duró unos 3 segundos que me parecieron 300 hasta que agarre el cigarro del suelo y se lo di, ella se sonrió, lo agarró y perezosamente se levanto. Al volver a acomodarnos yo a propósito me acomode un poco mas lejos de ella aunque mi cuerpo traicionero extraño su contacto, ella volvió a mirarme mientras yo mantenía mi mirada fija en el horizonte y pretendía que nada pasaba. Quedé preguntándome si ella lo había hecho a propósito, pero me saque la idea de la cabeza para poder respirar mejor.
    Seguimos fumando y ella volvió a sacar temas de conversación, de a poco con la charla que estaba bien profunda e interesante y también con sus cuotas de humor, volví a relajarme aunque todavía me durára la sensación del peso y calor de su cuerpo sobre mí. Casi no nos mirábamos, solo mirábamos hacia el cielo que ya era de noche y la luna estaba hermosa en cuarto creciente.
    Nuestros dedos se tocaban cada vez que nos pasábamos el cigarro, y me encontré a mi misma esperando ese pequeño instante en el cual sentía electricidad recorrer desde donde se tocaran nuestros dedos hasta la base de la nuca. Cuando el cigarro ya estaba muy pequeño para fumar volvimos a quedar en silencio. Le observé el rostro que miraba hacia abajo mientras apagaba la colilla, sentía todo mi cuerpo en su máximo estado de percepción, podía sentir su calor y hasta su aroma, en eso ella levanto la mirada y me encontró mirándola... el corazón se me volvió a desbocar y quise girar la cara pero ella sonrió y a mi naturalmente me hizo sonreír, sentía una muy linda y sobretodo inquietante conexión con ella. Aún sonriendo de forma extraña me pregunto si quería tomar unos mates, que los preparaba ella, le dije que si muy bajito. Pasó su dedo por la punta de mi nariz y se fue a prepararlos.Yo me quede allí sentada y en ese instante volví a calmarme, me dije a mi misma que no tenía de que preocuparme, que no era la primera vez que sentía una linda conexión con alguien, que la había tenido con muchos hombres y no por eso con todos había pasado algo así que no tenía porque pasar nada con ella solo porque estábamos solas y pasándola bien y ella si tenía atracción por las mujeres, no como yo que me gustaban los hombres y que si intentaba algo se lo explicaba y listo... que era lo mismo que un amigo que no me atrae... y allí sentí una voz interior que me decía: pero ella me atrae...
    Me di vuelta y la mire por la ventana mientras preparaba el mate. Estaba de espalda y aprecie su figura armoniosa y con curvas. Vestía con una camiseta ajustada sin mangas que me dejaba apreciar el suave movimiento de sus delineados músculos de la espalda y brazos mientras preparaba el mate, por momentos se ponía mas de costado y podía ver sus pechos firmes y redondos moverse libres y sexys sin sujetador; su pantalón ni muy suelto ni ajustado demarcaba su culo bien formado. Y su pelo lacio y de un color colorado profundo estaba tomado en una cola de caballo alta con varios mechones que rebeldes se habían soltado y se movían sobre sus hombros y nuca donde tenia una estrella tatuada. Me imagine besando esa estrella y sentí una calida y delatadora humedad entre mis piernas. Vi que ya estaba por volver así que busqué acomodarme lo más casual y bonita que me pudiera ver.
    Aun estaba sobresaltada por mi inminente coquetería y preguntándome hasta donde estaba dispuesta a llegar con todo eso cuando ella salió al balcón y se acomodó en un banquito junto a la mesita que hay a un costado del balcón, sentí cierta desilusión porque se acomodara lejos de mi, lo que me llevó a pensar que tenía de cortar con la fantasía, que seguramente ella ni siquiera estaba interesada en mi, así que me levante y me senté en el otro banquito frente a ella y tomamos unos mates en silencio mirando el cielo hasta que nos miramos y ella de la nada me dice:
    - Marina, tú me gustas... me atraes mucho.
    Yo me quedé helada por un instante, en medio segundo pase por miles de estados, desde sentir más miedo que nunca a una profunda satisfacción, que logró que me sincere primero conmigo y luego con ella cuando no sé como logre hablarle e incluso sonar relajada al decirle:
    - Yo también me siento atraída por ti.
    Se produjo un silencio, quietud en nuestros cuerpos e inquietud en las miradas, y agregué:
    - Pero Rita -dije tratando de sonar graciosa y relajar el ambiente- veo dos problemas; uno que tú tienes novia y otro que yo no soy lesbiana .
    - ¿Y?
    -¿Cómo y? ... eso, que tenemos magnetismo y jugamos con eso, pero no quiere decir que necesariamente tengamos que...
    Ahí Rita me interrumpió diciendo en tono sexy y descarado:
    - No veo tanto problema, las dos cosas, pueden cambiar... y yo quiero besarte esa boquita tuya.
    Lo dijo mirándome muy intensamente, lo de sonar chistosa y relajada no había funcionado para nada y había echado por el suelo mis teorías, sin darme cuenta remoje mis labios y ella llevó su vista ahí y luego volvió a mis ojos con aire triunfal - ¿Ves? Tu boca también quiere que la bese.
    Me quedé muda y me guiño un ojo mientras me daba otro mate, al pasármelo evite tocar sus dedos, ella se dio cuenta y se río diciéndome:
    - Tranquila, no te voy a saltar encima
    Sentí que el pecho me explotaba, me sentía excitada y me latía el sexo, moría de intriga por lo que podría pasar y mire el cielo preguntándome si realmente estaba por pasar ese límite, si esa noche, así en forma tan inesperada, iba a terminar estando con Rita, con una mujer... ese pensamiento me exitó mas aún, sentía mis pechos erguidos y mi sexo cada vez mas mojado y latente, las piernas me temblaban y no me atrevía a mirarla a la cara. Podía sentir su mirada que me recorría llena de sensualidad. Al devolverle el mate, antes de agarrarlo acarició mi mano suavemente, en ese momento supe que era de ella, que podía hacer conmigo lo que quisiera, ese contacto tan suave e invitador terminó de convencerme. Dejó el mate en la mesa y tomo mi mano, sin soltarla se levanto diciendo:
    - No te voy saltar encima
    Se ubicó detrás mío y sin soltar mi mano, paso su brazo por delante sobre mis pechos pegada a mi oído causando que se me erice la piel:
    - No te voy a saltar encima, esto quiero hacerlo despacio –inspiro fuerte en mi nuca- Para que dure más –me dio un beso en el cuello- Y poder sentir como me sientes.
    En ese momento quede derretida, ya no tenia más pensamientos en mi cabeza, solo podía sentir su cuerpo pegado a mi espalda, su brazo alrededor de mi cuerpo apoyado en mis pechos sin invadirme. Poco a poco empezó a acariciarme el abdomen subiendo a los pechos mientras con su boca acariciaba mi nuca y cuello dándome suaves besos. Sus caricias empezaron a hacerse más firmes e indagadoras, una de sus manos acariciaba mis pechos con una sensualidad que desconocía, y la otra acariciaba mi abdomen bajando cada vez más, rozando el monte de Venus, presionando sutilmente cerca de mi clítoris, y susurro a mi oído:
    - ¿Te gusta no? –No pude responderle más que con un suspiro- A mi también me gusta sentirte así, tus senos tan grandes que miro desde hace tanto, tu abdomen con ese piercing que quiero pasarle la lengua desde la primera vez que lo vi, pero sobre todo... tu respiración agitada, tu textura, tu calor, tu humedad
    En ese momento metió sus manos debajo de mi ropa y tomo mis pechos y mi sexo a la vez. Era tan hábil con sus manos, un verdadero deleite. –Estas tan mojada... quieres esto tanto como yo...
    Aturdida por el latido de mi propio corazón y con una necesidad desconocida di vuelta mi cabeza buscando su boca, la encontré cerca y dispuesta. Me beso con una suavidad y dulzura que contrastaba con lo que estaba haciendo con sus manos en mi sexo y en mis senos. Acaricio mis labios con los suyos y luego sacó su lengua, la paso por mis labios hasta que la metió completa en mi boca. El sabor de su beso era único. Su mano en mi sexo continuaba con movimientos expertos presionándome y refregándome rítmicamente y sin previo aviso tuve el orgasmo más fuerte que había tenido en mi vida. Sentí espasmos en todo el cuerpo, apreté mis piernas con sus dedos dentro de mi vagina, absorbí su lengua en mi boca y la acaricie con mi propia lengua en un profundo beso que jamás olvidaré.
    Entonces sin dejar de besarla me levante y di vuelta, nos abrazamos besándonos y acariciándonos todo el cuerpo. Estaba temblando y sentía lahumedad que continuaba saliendo de mi sexo y quería tocarla a ella, sentir su cuerpo de mujer excitada. Pase mis manos por su pelo y lo solté, acaricie su nuca, sentí su espalda, y luego toque sus senos por encima de su camiseta amando la sensación de sus pezones duros en mis palmas, volví a la espalda y metí mis manos por debajo de su pantalón agarrando su firme culo, con las caricias fuí llegando mas abajo sentí su humedad, ella dejo escapar un gemido dentro de mi boca pues aún nos seguíamos besando y me volví loca, su beso tan húmedo y profundo, su cuerpo, su sexo mojado... Detuve mis caricias, saque mis manos de su sexo y un gran suspiro salió de mi e hizo parar ese beso. Nos miramos y sonreímos, ella me dijo:
    -Me encantan tus manos y tus caricias, quiero que sigas. ¿Te gusta tocarme?
    Solo pude asentir con la cabeza, pero me dio más coraje. Comencé a besarle el cuello mientras metí mis manos por debajo de su camiseta y tome sus senos calientes y erguidos, pasándole la lengua por el cuello fue bajando y le estire el escote de la musculosa, llegue al pezón, comencé a chuparlo y ella dió un largo un gemido. Me gustaba chuparlo, sentirla estremecerse, sostener su firme y fina cintura, sentir su cuello estirado hacia atrás al dejar caer la cabeza, su pulso acelerado. Baje mis manos y volví a meterlas en su sexo, esta vez mas decidida. Sentí cierto poder al encontrarla tan mojada, pase mi mano desde su clítoris hasta la vagina varias veces hasta que le introduje dos dedos con total facilidad. La sensación de sentir su vagina ajustarse a mis dedos, el calor, todo era indescriptible y supe que quería probarla.
    Mientras tanto ella me saco la camiseta y el sujetador. Yo hice lo mismo y le saque la suya, nos abrazamos y ella se arrodilló y se dedicó a lamer mi ombligo y piercing. Luego me tomó de la mano, nos tiramos en las colchonetas y seguimos besándonos, frotándonos y acariciándonos. La deje a ella abajo y empecé a lamer su cuerpo, desde su boca hacia abajo, pase por sus senos deteniéndome un poco en cada una, seguí por su sexy abdomen, adoré ver y sentir su movimiento agitado por la excitación, empecé a bajarle el pantalón y las bragas, ella quiso detenerme diciendo que no era necesario. Pero yo ya había sentido su aroma excitado y tenía que saber como era sentirlo en mi boca. Primero la acaricie, abrí sus labios, encontré su clítoris y ella gimió cuando metí mis dedos lo mas profundo que pude. Instintivamente supe que hacer, sus gemidos me guiaban y daban más valor. Acerqué mi boca y curve mis dedos dentro de su sexo y ella arqueó su cuerpo lo que hizo que mi boca entre en contacto con su clítoris, le di un pequeño y tímido primer beso, y me gusto. Empecé a pasarle la lengua suavemente, desde su vagina donde entraban mis dedos hasta su clítoris hinchado.
    Me quedé en el clítoris y empecé a succionarlo mientras metía y sacaba mis dedos de su sexo, ella agarró mi cabeza y rápidamente acabó gimiendo suavemente. Sentir su sexo contrayéndose con fuerza alrededor de mis dedos y sus fluidos desparramándose por mi mano fue algo glorioso, saque mis dedos y lamí toda su vagina. Luego volví a subir dándole besos a lo largo del centro del abdómen hasta llegar de nuevo a su boca, nos dimos un dulce beso y nos miramos. Me sonrío y me dijo:
    - Eso fue increíble ¿Cómo es que sabes tanto? ¿De verdad nunca estuviste con una mujer?
    - De verdad... en serio... le contesté
    Y en ese momento caí en lo que había hecho y me dió una especie de pudor, timidez y vergüenza, ella empezó a reír ante mi expresión y yo me metí debajo de la manta que estaba al lado. Ella empezó a reír más fuerte y también se metió debajo de la manta y me besó con mucha dulzura, luego me abrazó y me dijo: Estuviste genial, todavía estoy temblando, yo solo pude sonreír y besar su mejilla. Nos quedamos abrazadas un rato hasta que ella al acariciarme el culo dijo:
    – ¿Todavía con tanta ropa? Me dijo.
    Aparto la manta, me saco pantalón y bragas de una vez y abrió mis piernas dejando mi sexo caliente y mojado expuesto al fresco aire de la noche causándome mas estremecimientos de los que ya tenía. Se acercó y me lamió todo el sexo, sentir su lengua moverse por los lugares exactos y con esa destreza precisa me dejó al borde del orgasmo, se acomodó entre mis piernas y pegó su sexo con el mío y mientras nos besábamos apasionadamente comenzó a frotarse conmigo.
    Sintiendo su sexo palpitar contra el mío, cada véz mas calientes, y nuestros alientos mezclándose en interminables besos con nuestras lenguas bailando enredadas llenas de vida y sensualidad, llegamos juntas a otro gigantesco orgasmo.
    Nos quedamos en esa posición un rato más hasta que ella levanto la cabeza para mirarme y decirme:
    - No me había sentido así en mucho tiempo, siempre me pareciste una mujer hermosa, pero lo que sentí ahora es más de lo que hubiera esperado...
    Yo estaba callada y solo podía asentir con la cabeza y sonreír acariciándole el pelo y la cara... ella río y mientras nos reacomodamos para quedar en posición de cucharita me dijo con una sonrisa picara:
    - Bueno ya sé que hacer para callarte cuando estés hablando demasiado.
    - Si. Le dije con una tímida y pícara sonrisa.
    Ella sonrío más y la abrace fuerte al acurrucarnos en cucharita con ella delante de mí. Nos cubrimos con la manta y así nos quedamos disfrutando nuestros cuerpos aun palpitando el sexo y ya empezando a sentir el nacimiento de un amor que aún no lo sabíamos pero iba a ser duradero.

    continuara....


    Última edición por vero0278 el Jue 10 Feb - 16:51, editado 1 vez
    avatar
    Libertadpura
    Admin

    ven

    Mensajes : 973
    Registro : 25/07/2010
    Edad : 47
    Pais : Venezuela

    En pareja

    Re: No te voy a saltar encima...

    Mensaje  Libertadpura el Miér 9 Feb - 18:29

    Madre querida!!!
    nooooo, mi madre no....por favor...
    Uffff.....Que calor!!!! Menos mal que no sabia, jejeje...
    cofcofcof


    _________________
    Enamorada, Libre y Visible!
    +++
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    Re: No te voy a saltar encima...

    Mensaje  vero0278 el Miér 9 Feb - 19:33

    Libertadpura escribió:Madre querida!!!
    nooooo, mi madre no....por favor...
    Uffff.....Que calor!!!! Menos mal que no sabia, jejeje...
    cofcofcof
    jejeje...si esta parte te da calor .... las otras te derrite...jejeje
    avatar
    tili
    Aprendiz
    Aprendiz

    Mensajes : 303
    Registro : 28/07/2010
    Edad : 53
    Pais : colombia


    Re: No te voy a saltar encima...

    Mensaje  tili el Jue 10 Feb - 10:21

    MAMA MIA.. Vero mi amiga .. Espero impaciente la continuación .... ufffffffff
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    Re: No te voy a saltar encima...

    Mensaje  vero0278 el Jue 10 Feb - 16:55

    tili escribió:MAMA MIA.. Vero mi amiga .. Espero impaciente la continuación .... ufffffffff
    jeejeje....ya ya tranquila... si quieren les pongo la 2 parte la semana que viene...

    Contenido patrocinado

    Re: No te voy a saltar encima...

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 20 Feb - 13:24