TRADUCE / TRANSLATE

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Portuguese

VentanaLES en la Red

Asomate...






Últimos temas

» Cuando?...
Dom 4 Ene - 14:03 por Aili

» Venezolana???? SI SOY!
Mar 31 Dic - 13:30 por Aili

» Cuando fue la ultima vez?
Miér 25 Abr - 0:18 por UPNATHALI

» Cuentame de tu vida
Mar 3 Ene - 12:49 por Libertadpura

» Imagenes que hablan
Miér 14 Dic - 18:36 por Libertadpura

» Pega un grito!!!
Miér 14 Dic - 18:32 por Libertadpura

» Tres palabras
Miér 14 Dic - 18:31 por Libertadpura

» Trivialidades
Miér 14 Dic - 18:30 por Libertadpura

» BAR de los encuentros
Jue 24 Nov - 19:48 por tili

» De que tienes ganas
Jue 24 Nov - 19:21 por tili

» El Bosque y Yo
Lun 14 Nov - 11:51 por Libertadpura

» El ECO: Una enseñanza
Lun 14 Nov - 11:37 por Libertadpura

» Expresalo con Videos
Lun 7 Nov - 17:18 por Libertadpura

» Reflexiones Diarias...
Lun 7 Nov - 17:14 por Libertadpura

» Mis Recuerdos
Jue 20 Oct - 19:54 por Libertadpura

Asomandonos en Twitter


    HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Comparte
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  vero0278 el Dom 13 Feb - 21:29

    Bueno aquí les dejo junto a la 3ra parte de esta apasionante historia entre Marina y Rita un video…



    HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO



    A la mañana siguiente...

    Tras semejante desparramo de pasión, Rita y yo nos quedamos dormidas abrazadas durante toda la noche. Tengo el vago recuerdo de cambiar de posición entre besos perezosos para volvernos a acomodar lo mas pegadas posible.

    Hasta que sonó mi movil, no tenia idea de que hora era. Solo vi que pequeños rayos de sol se filtraban por la persiana y se dibujaban en la pared y la cama llenando la habitación una luz dorada muy suave. Miré a Rita despertándose por el sonido del teléfono y me apure a responder.
    -¿Hola?
    -Hola Mari... soy Iván -
    -Ah... Iván...
    Me senté en la cama
    -¿Estabas dormida? -
    -Si...
    -Uy perdona, es que ayer te fuiste tan rara que te quise llamar... -
    -Si... no... perdoname tú, que me fui de golpe, es que ando medio rallada y...
    -Me di vuelta y vi que Rita se había despertado y me estaba mirando con una expresión indescifrable y se me puso la mente en blanco...
    -... si quieres mejor nos vemos un día de estos y charlamos porque ahora estoy dormida...
    Al escucharme decir esto Rita se acercó y me dio un sorpresivo mordisco en la cintura.

    De casualidad pude contenerme y no dar un pequeño grito.
    Cuando la quise apartar, me agarro la mano y empezó a darme besos en la palma. Pensaba hacérmela difícil .
    -Bueno si, ¿Quiéres que está noche hagamos algo? –Dijo Iván, de quien ya casi me había olvidado en 2 segundos de besos en la mano.
    -¿Hoy?
    Rita me agarro de la cintura y me hizo un gesto de negación con la cabeza. Me daba risa su reacción.
    -Eeh... hoy no puedo, mañana si.Dije mirando a Rita desafiándola, ella comenzó a chuparme un pezón que de inmediato reaccióno a su lengua.
    -Bueno dale, mañana cenamos y charlamos. Vi que te ibas con esa chica que te saludo... -
    -Ah... si si...
    Me daba pudor que me hubiera visto ¿Qué mas habría visto? ¿Cuando bailamos? Y encima ver a Rita pasando su lengua por todo mi seno, no me salía contestarle nada.
    -¿Que pasa con ella, quien es? -
    -Es una amiga Iván. ¿Qué tiene?
    Noté que la voz me salió un poco mas aguda cuando le dije eso y Rita sonrió mientras me empezó a acariciar el sexo. La situación que al principio me incomodo, ya me tenía excitada por completo y quería cortar, pero Iván seguía hablando...
    -Nada es que me pareció tan rara... -
    -¿Por qué rara?
    -No sé, te miraba raro... -
    Iván era perceptivo, yo lo sabía porque lo conocía... y el me conocía a mi...
    -Es que sí, tuvimos unos problemas y teníamos que hablar...dije dándole a Rita una mirada pidiendo que me suelte
    -Ah... ¿Y los hablaron? -
    Me di cuenta que en el silencio de la habitación, Rita podía escuchar lo que decía Iván en el movil. Y reía con cara de diablilla mientras sin emitir sonido movió la boca contestando “si” en forma exagerada mientras profundizaba sus caricias en mi sexo. Se me estaba haciendo muy difícil hablar.
    Quise detenerla y cerré las piernas pero eso atrapó su mano en mi sexo e intensifico la presión así que las afloje y ella de inmediato me introdujo sus dedos. En ese momento ya dejé de resistirme y abrí más las piernas. Nos miramos cómplices y sentí una intimidad muy grande con ella, un calor se expandió por dentro.
    -Oye... ¿Que te pasa?- Dijo Iván recordándome que estaba hablando con él.
    -Si si, hablamos bastante. Dije tratando de sonar normal mientras miraba a los ojos a Rita que metía y sacaba sus dedos de mi sexo con mucha lentitud.

    Pero igual tenemos más cosas que hablar... Rita asintió con la cabeza y sonreímos.
    -Eh ¿Pero tan grave es? ¿Quien es? No la conocía yo... -
    Iván estaba denso, cuando algo le llamaba la atención no paraba... Ambas hicimos gesto de hartazgo.
    -No, no la conoces, y no es grave Iván... Nos vemos mañana ¿vale? Ahora quiero seguir durmiendo ¿si? Se me parte la cabeza, dormí muy poco.
    Dije con el poco aire que lograba rescatar del efecto que estaba teniendo ese lento ir y venir de los dedos de Rita dentro de mi sexo. Rita levantó las cejas al oírme y comenzó a lamer mi clítoris moviendo su lengua tan lento como movía sus dedos

    -Y si, con todo el vino que te tomaste... -
    Basta... quería cortar... quería solo dedicarme a sentir esa lengua y esos dedos que hacían magia en mi sexo.
    -Si, te debo un vino. Adiós Iván.
    -Si pero que sea bueno ...-
    -Adiós Iván.

    -Mañana te llamo, estás rara. -
    -Si, Adiós.
    Y corté antes que siguiera y tiré el teléfono. Y por fin pude dedicarme totalmente a ella. Observé la escena: Los rayos de sol que se filtraban por la persiana se dibujaban también en su cuerpo y uno caía justo en su rostro. Pude ver como movía su lengua sobre mi clítoris y de vez en cuando me miraba para luego volver a cerrar sus ojos totalmente concentrada en darme placer. Literalmente se me cortó la respiración. La escena no podía resultarme más erótica. Apoye una mano en su cabeza y con la otra le acaricié el rostro y luego le acomodé el cabello. La sensación de acompañar con mi mano los movimientos de su cabeza que se movía al estimular mi clítoris era encantadora y el placer era mucho más que físico y ya no sabía si podía sentir mas.

    Pero ella me mostró que sí cuando abrió sus ojos y mirándome intensifico sus movimientos con la lengua a la vez que curvo sus dedos dentro de mi sexo, eso hizo más presión en mi clítoris y acabé con intensidad suspirando entrecortadamente sin dejar de mirarnos a los ojos en ningún momento. Las dos quedamos agitadas. Rita se giro boca arriba usando mis piernas de almohada.
    Dejé una mano enredada en su cabello y con la otra empecé a acariciar su pecho.
    - Así que .... se ven mañana ¿eh? Dijo Rita de golpe en un tono algo seco -
    -Si... ¿Que tiene? dije mientras le acariciaba los senos

    -Nada ... dijo sin mirarme. -
    ¿Nada? .Respondí y a la vez apreté su pezón con mis dedos y ella me miró sorprendida.
    -Bueno que... no me gusta.... -
    -¿Por? Continué con mis caricias en sus senos. Le pasaba la yema de los dedos muy suave adorando ver su piel erizarse y sus pezones tan erectos. Ella suspiro.
    -Porque te tiene ganas... -
    -Y bueno... ¿Que tiene?. Ahora paseaba mis dedos por su abdomen
    -¿Y tú?-
    -¿Qué?
    - Venga no te hagas la tonta, le tienes ganas también no?...
    Me reí y ella me miró seria. Nos quedamos mirándonos unos instantes y yo pensaba que decirle, Iván me parecía muy lindo, siempre nos habíamos llevado muy bien y fuimos muy amigos antes de salir y me gustaba la idea de verlo y conversar con él. Pero la verdad que tras dos noches seguidas con Rita no creía que me fueran a dar ganas de acostarme con él a la noche siguiente... y en eso recordé que ella tenía su novia y que solo habíamos estado juntas dos noches, si, dos noches imposibles de olvidar pero... ¿Qué me tenía que preguntar tanto por mi ex?

    Mientras pensaba ella me seguía mirando hasta que dijo:
    - Ey, ¿Tanto lo tienes que pensar? -

    -¿Y tú a tu novia no le tienes ganas?
    Se quedo helada y las dos quedamos estáticas unos momentos.

    Pensé que se iba a levantar pero me agarro la mano que tenia sobre su abdomen y le dió un beso suspirando ...
    - Uf... eso es tan complicado... No sé... la verdad no la veo desde que te vi a tí...
    -Dos días...
    - Si... es poco pero también es mucho. -
    Nos quedamos calladas in mirarnos. Estaba detestando hablar de eso... mire la habitación tan linda con los rayos del sol entrando y ella estirada atravesando mi cama con su cabeza en mi falda. Su pelo desparramado brillaba rojizo en un pequeño lugar donde le daba un rayo de sol. Era un desperdicio hablar de eso...
    -Ok. ¿Cada quien con su historia no? Le dije mientras la hice acostarse a mi lado y me fuí colocando encima.
    - No se bien que quiere decir eso... Me respondió mientras abría sus piernas permitiendo que me acomode mejor entre ellas. Puse mi cara muy cerca de la de ella y comencé a presionar mi sexo con el de ella sin moverme, solo presión.
    -Quiere decir... Le di un corto beso en la boca. - Que esto es muy nuevo... -
    Le di un mordisco en el cuello. Y que cada una tiene sus cosas y su vida...
    Pasé mi lengua por el centro de su cuello de abajo hacia arriba
    -Pero ahora estás aquí -
    Volví a mirarla e hice círculos con mi cadera sobre su sexo. Ella sonreía excitada.
    - Estamos acá.-
    Baje mi rostro y acaricié sus labios con los míos. Ella me recibió deseosa y nos dimos un beso cadencioso con nuestras lenguas entrelazadas imitando el movimiento de nuestras caderas. El sabor de su boca me transportaba y pensar que alguien más lo probaba y que yo era la segunda en cuestión me hizo sentir cierta desesperación. Volví a mirarla sintiendo el mareo que ya parecía formar parte de cada beso que nos dábamos. Ella continuó con los ojos cerrados y me abrazó mas fuerte pegándome más completamente a ella.

    Al abrazarla metí mi cara en el hueco de su cuello y aspire fuerte sintiendo su aroma.
    ¿Dios... donde me estoy metiendo? Pensé. Recién la conozco... “La”... por un instante me volvió la sensación de no creerme el estar con una mujer, pero se fue tan rápido como vino.
    Ya no importaba. Rita había generado algo que no tenía marcha atrás en mí.
    Pero ella ya estaba con alguien. No era la primera vez que estaba en una situación similar y me dio bronca. Era más de lo mismo solo que en paquete de mujer, ni cambiando cambiaba... pensé irónicamente. Tenía un imán para las personas con pareja.
    Y sería por eso que la tenía ahí, tan pegada bajo mi cuerpo vez mas deliciosamente encerrada en el sexy abrazo que me daba con sus brazos y piernas. ¿0 quizá por algo mas?... dijo una pequeña voz esperanzada desde lo mas profundo de mi ser... ¿Por que siempre tenían que haber contradicciones?
    - Esto es saber cambiar de tema. -
    Me dijo Rita sacándome de mis pensamientos con su voz ronca de pasión mientras me agarraba del culo guiando mis movimientos contra su sexo.
    La miré y sonreímos pero nuestra mirada se profundizó y nos pusimos serias.
    -¿Qué me estas haciendo? Me dijo agitada y con un hilo de voz. -
    ¿Que qué le estaba haciendo yo a ella? ¿Y ella a mí?

    Ella tampoco tenía claro lo que pasaba y me dio algo de calma darme cuenta... Pero no quería pensar mas nada, quizá todo terminara pronto, así que el tiempo en que la tuviera en mi cama lo iba a aprovechar. No le contesté nada y empecé a comer su cuello.
    Baje por su pecho y jugué con sus senos, succione cada uno de ellos mientras con mi mano continué bajando por su abdomen hasta llegar a su sexo donde solo rocé apenas su clítoris con la punta de mis dedos mientas succionaba con ganas su pezón, escuché sus gemidos y su cuerpo se retorcía. Seguí rozando todo su sexo con mis dedos, pasando suavemente entre sus labios para luego volver al clítoris mientras fui bajando con mi boca por todo su abdomen y rodeando su ombligo con mi lengua. Me detuve en la pequeña escritura china que tiene tatuada a un costado justo al final de su abdomen. Era tan sexy ver como abría sus piernas pidiendo mas caricias en su sexo pero solo seguí rodeando su clítoris dando círculos a su alrededor tomándome mi tiempo para observar su reacción a mis caricias.
    La escuche reír y mire a su cara. La encontré agitada mirándome con diversión en su rostro
    y mucha pasión en sus ojos.
    -Por favor... - Me dijo tratando de empujarme a su sexo... Me quieres volver loca...
    Te lo mereces. Le dije riendo mientras continuaba con mis sutiles caricias.
    - Eh! ¿Por que?- Me contesto abriendo grande los ojos y ampliando su sonrisa que cada vez me gustaba mas.
    -Y... porque...
    La miré de arriba abajo, no sabía que decirle así que opté por seguir jugando un poco, me acerqué a su boca.
    -Mira... Le di un beso profundo y corto.
    -Resulta que tú apareciste... Bajé por su cuello besándola y haciendo como que decía cosas.
    -Y yo no sabía qué ...Pasé por sus pechos y seguí hasta su ombligo y la volví a mirar ...
    -Entonces... es así ¿Ves? Y seguí besando su bajo abdomen hasta llegar muy cerca de su sexo donde pasé mi lengua por su sexy tatuaje en chino y volví a mirarla.
    ¿Entiendes? Le dije divertida y desafiante siguiendo siempre el suave tacto en su clítoris con mi dedo..
    Su sonrisa era tan hermosa, estaba sonrojada y sus ojos brillaban. Sentía el aroma de su sexo y sentí mi propia humedad aumentar. Me regocijé con toda la situación. Me sentía segura y llena de ideas... mi corazón estaba a mil.
    -Bueno, dijo Rita por fin entre sensuales risas. ¿Te tengo que recordar que hacen falta dos para bailar Tango?
    Ahora fue mi sonrisa la que se amplió. Inspiré como para decirle algo pero como otra vez no se me ocurría nada, me pasaba muy seguido con ella, decidí seguir con la acción; Separé y levante sus piernas todo lo que pude dejándolas casi sobre mis hombros y me dediqué de lleno a saborear su sexo. Pero lo pensaba hacer despacio, para alargar su sufrimiento... ese sufrimiento tan placentero... Así que muy de a poco empecé a pasar solo la punta de mi lengua por los bordes de su vagina, rodeándola para luego subir bien por el centro hasta la base de su clítoris donde hice más presión mientras introduje un dedo en su vagina, volví a bajar con mi lengua y cambié el dedo por mi lengua comencé a moverla dentro de ella. Ese dedo pasó a jugar con su ano, dándole vueltas alrededor y presionándolo rítmicamente.

    Su respiración entrecortada me inspiraba a seguir y sus piernas se movían involuntariamente pegándome más a ella. Con mi otra mano comencé a masajear enérgicamente su clítoris a la vez que introduje la punta de mi dedo en su ano con total facilidad gracias a su propia humedad. Casi de inmediato acabo violentamente presionando mi cabeza contra su sexo.
    La sentí convulsionarse alrededor de mi dedo y de mi lengua mientras su humedad se hacía
    cada vez más abundante. Continué lamiendo todo su sexo hasta que sus gemidos se fueron apagando y ahí me hice conciente de que mi sexo latía desesperado. Miré a Rita y me estaba mirando con fascinación, sus facciones estaban relajadas y se le dibujaba una sonrisa gatuna, sus ojos vidriosos. Pude ver en su mirada que estaba leyendo mi excitación y de inmediato me hizo subir hacia ella, e hizo exactamente lo que necesitaba; con una mano tomo mi sexo e introdujo sus dedos en él, y puso su otra mano sobre mi trasero y con un dedo comenzó presionar rítmicamente sobre mi ano. Movió su mano enérgicamente dentro de mi sexo presionando mi clítoris con su pulgar. Comenzó a besarme recorriendo todo el interior de mi boca con su lengua adueñándose de ella. Agarré su cara con mis manos y con la excitación que ya traía no tarde en
    acabar sintiendo como apretaba sus dedos con mi sexo y otra vez literalmente ví estrellas al cerrar mis ojos con fuerza por tanto placer...
    Las dos quedamos agitadas acostadas mirándonos de frente recuperando la calma. Una dulce modorra se apoderó de nosotras y nos quedamos dormidas.
    Me despertó un ruido en la cocina. Rita no estaba en la habitación. Me envolví en la sábana y salí. Rita justo venía con una bandeja en sus manos ...
    -No no no... de vuelta a la cama... - Me dijo cuando me vio
    No sé si fue que me tomo desprevenida o que fue muy convincente porque acaté su orden de inmediato y corrí a sentarme en la cama.

    La observé entrar al cuarto apenas iluminado por los últimos rayos de sol que entraban. Se había puesto mi camiseta y me causo una extraña sensación ver lo bien que le quedaba. Mejor que a mi, pensé. La fina musculatura de sus piernas desnudas se demarcaba a cada paso y verla caminar hacia mi fue un hermoso panorama.
    Se sentó a mi lado apoyando la bandeja en la cama. .
    -¿Que hora es?
    -Hora de comer algo... -
    -Si por favor muero de hambre.
    Y comenzamos a comer contentas, había traído para tomar mate y galletas, frutas, pan, y mermelada para comer. Automáticamente nos pusimos a conversar animadamente, como siempre, nos causábamos mucha gracia y reíamos a carcajadas. En eso mordí una galleta con mermelada y un pedacito fue a parar cerca de mi seno, con la mirada le pedí que me la limpie y no costó mucho, rápidamente ya estaba pasando su lengua limpiándome mientras reíamos por lo cliché que nos resultaba la situación.

    Y en ese momento sonó el celular de Rita. Las dos nos quedamos quietas y ella pareció recordar algo y se apuro a contestar. Era Nadia, su chica... Rita le explicaba que se le había olvidado pero que llegaba en 30 minutos.
    Busqué ausentarme para no escuchar lo que decía, Rita me miraba con un aire casi suplicante y yo odié estar pasando ese momento, en el mismo lugar del estomago que hasta segundos atrás sentía cosquillas ahora tenía un nudo. Me sentía horrible. Rita cortó.
    - Perdón... me tengo que ir, me olvidé por completo que había quedado con Nadia...-
    -Está bien... no me digas nada.
    Comenzamos a vestirnos.
    -Es que no me gusta tener que irme así Mari... -
    -Y bueno... a mi tampoco me gusta, pero es lo que pasa en estos casos...
    Terminamos de vestirnos y nos enfrentamos. Me acarició el rostro
    -¿En que casos? -
    -Cuando pasa algo como lo que pasó.
    - ¿Y qué paso? -
    -Vamos... que quieres que te diga....
    - Me gustaría que me digas que me quede. -
    -Por más que me gustaría, no lo voy a hacer ...
    - ¿Por qué? -
    -Porque no, porque esa es tu historia y tienes que ir... esto es...
    - Esta también es mi historia. Me dijo agarrándome de los brazos. -
    -Vale... le dije sin mirarla. Vamos...
    Salimos en silencio. Al subir al ascensor me arrinconó en la esquina y pego su frente con la mía. Quedamos muy cerca.
    - Me voy mal... no me quiero ir. Me dijo en un susurro con los ojos tristes y sentí que me derretía, le dí un beso. -
    -Y bueno Rita... pero es así, esto que esta pasando no sé... es mucho para mi ...y ella esta en tu vida... yo... necesito aire estoy abrumada.
    Le dije esto y de todos modos la abracé De verdad me sentía desbordada. Tenía ganas de llorar y no llegaba a entender que me estaba pasando. Sentía que en dos días mi vida había sido modificada de un modo tan sorpresivo que se me hacía imposible imaginar como iba a continuar. Por lo pronto ella tenía su novia y yo ya tenia experiencia en personas con pareja y me había llevado todo tipo de sorpresas y ninguna agradable... Así que iba a tratar de no esperar absolutamente nada de ella... aunque todo en mi quisiera esperarla. Legamos a la planta baja y antes de salir Rita me dio un beso en la mejilla en un gesto demasiado cariñoso para mi estado emocional. Caminamos a la puerta de entrada y le abrí. Ella se paro frente a mi sin salir.
    -Marina yo... No sé... con Nadia todo ya viene tan mal, la verdad no sé que va a pasar... -
    -No quiero que me digas nada de nada Rita, por favor...
    -Uff... eres durísima eh... -
    Nos quedamos mirando unos segundos y me dio un rápido y preciso beso en la boca antes de irse.
    Subí a mi departamento y creí que me iba a sentir mas conmovida al estar sola en mi casa.
    Pero una claridad me domino y me propuse no pensar en ella con su novia y milagrosamente funcionó. Aún así las sensaciones del tacto de Rita permanecían conmigo y lejos de inquietarme me hacían sentir una especie de nueva seguridad en mí. Y si bien no sabía que iba a pasar con ella, empecé a darme cuenta que nuestro encuentro había abierto algo nuevo en mi vida y gracias a ese mismo encuentro es que me sentía feliz y fuerte para vivir lo que fuera que viniera... Esto recién comienza... me dije sonriente mientras terminaba un café apoyada en mi balcón con el sol del atardecer en mi rostro...
    avatar
    tili
    Aprendiz
    Aprendiz

    Mensajes : 303
    Registro : 28/07/2010
    Edad : 53
    Pais : colombia


    Re: HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  tili el Lun 14 Feb - 17:52



    Como primera medida mi gran amiga Vero, te quiero decir, que la música de fondo esta buenísima, y la historia ni hablar, aquí con un abanico dándome vientito a ver si cof cof .. Muy buena historia un abrazo por compartirla.

    avatar
    Libertadpura
    Admin

    ven

    Mensajes : 973
    Registro : 25/07/2010
    Edad : 48
    Pais : Venezuela

    En pareja

    Re: HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  Libertadpura el Mar 15 Feb - 17:53

    ay! amiga tili, ya somos dos echandonos aire con el abanico cofcofcof
    Dios!!! que calor!!!



    _________________
    Enamorada, Libre y Visible!
    +++
    avatar
    Colores
    Amateur
    Amateur

    ven

    Mensajes : 1539
    Registro : 04/08/2010
    Edad : 46
    Pais : Venezuela


    Re: HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  Colores el Miér 16 Feb - 5:54

    Haciendo referencia al titulo del relato..no cabe duda que el tango es una danza de amor, una expresion sublime de sentimientos y deseos., lleno de sensualidad y erotismo, seria imposible bailar sola. .. para bailar tango y dejar fluir los sentimientos en la danza, Indiscutiblemente hacen falta dos...
    Excelente relato Vero!!! Gracias por compartirlo
    avatar
    vero0278
    Aprendiz
    Aprendiz

    usa

    Mensajes : 216
    Registro : 27/07/2010
    Edad : 35
    Pais : argentina

    Re: HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  vero0278 el Miér 16 Feb - 10:18

    Colores escribió:Haciendo referencia al titulo del relato..no cabe duda que el tango es una danza de amor, una expresion sublime de sentimientos y deseos., lleno de sensualidad y erotismo, seria imposible bailar sola. .. para bailar tango y dejar fluir los sentimientos en la danza, Indiscutiblemente hacen falta dos...
    Excelente relato Vero!!! Gracias por compartirlo
    No tienen que darme las gracias para mi es un placer ...copiar y pegar.. para ustedes...jeje
    y hablando de tango, es mas que claro que es un baile lleno de sensualidad y erotismo, sus origenes en argentina y uruguay son en los combentillos de clase baja, que se encontraban serca de los puertos, como es el caso de ...La Boca... Barrio de Bs As que se encuentra frente al antiguo puerto del rio de La Plata....el caso es que el baile se daba entre prostitutas y clientes (en esa epoca nadie decente se vestia con semejantes escote y tacos en las polleras, que mostraran piernas) ... al parecer los hombres la elegian despues de un buen tango ... ya saben... quien sabe bailar ,,, en la cama es...
    jeje... un poquito de historia ...

    Contenido patrocinado

    Re: HACEN FALTA DOS PARA BAILAR TANGO

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 26 Abr - 2:24